El corrector de postura de espalda para correr se está volviendo cada vez más indispensable para más y más atletas de resistencia.

La columna vertebral tiene naturalmente determinadas curvas, que determinan la posición correcta y si estas no podemos mantenerlas, con el tiempo pueden provocarnos problemas funcionales y musculares que pueden afectar a toda la columna: la espalda, el cuello y los hombros.

Cuando corremos, es importante fortalecer nuestra espalda y encontrar una solución al estrés al que está expuesta esta parte de nuestro cuerpo. Para corregir algunos problemas, es muy útil utilizar un chaleco corrector de postura.

El corrector de postura para correr es una prenda  que se utiliza para mantener la espalda, los hombros y el cuello en una posición natural que respete las curvas de la columna vertebral.

Usar un chaleco corrector de espalda mientras hacemos ejercicio nos ayuda a estimular la memoria de nuestros músculos de la espalda que se sitúan alrededor de la columna vertebral y nos ayuda a corregir la mala postura causada por nuestros malos hábitos.

Os informamos que el uso del chaleco corrector para la espalda durante una carrera no sustituye a tratamientos como la rehabilitación o un tratamiento médico.

Únicamente debe utilizarse el chaleco postural cuando las actividades deportivas  lo requieren o como un complemento de tratamiento. Siempre bajo el control de un especialista.

Beneficios al utilizar un corrector de espalda  para correr

Estos correctores ofrecen una serie de beneficios, incluyendo una mejor apariencia física, una mejor postura, un alivio del dolor muscular y la rehabilitación de los músculos de la espalda mediante la activación de la memoria muscular.

Sin embargo, como cualquier otro producto ortopédico, su uso debe especificarse para actividades diarias o deportes que requieran una posición incorrecta de la espalda, o como recordatorio postural al caminar o sentarse frente a una computadora, y no puede utilizarse todo el día para evitar el desperdicio muscular.

También es importante recordar que en caso de lesión es importante tener un diagnóstico de un médico especialista y fisioterapeuta, que nos ayudará a rehabilitarnos con ejercicios de construcción muscular y nos dará consejos sobre la forma y duración del uso.